Rescripto Pontificio Otorgado por el Papa León XIII a la Real y Primitiva Asociación de Santa Rita de Casia en 1900

Sello fundadores año 1845
Unos cuantos jóvenes estudiantes de Filosofía, que en 1834 asistían a las aulas del desaparecido Colegio de la Encarnación, conocido por el título de Doña. María de Aragón, concibieron la religiosa idea de promover el culto a la gloriosa Santa Rita de Casia. Secundados todos sus deseos con extrema solicitud por los Padres Agustinos Descalzos, a cuyo cargo se hallaba aquel colegio, iniciaron su edificante obra el 22 de mayo de 1834, con una solemne función que se celebró en la reseñada comunidad. Desde esta época viene tributando fervoroso y constante culto a Santa Rita de Casia su Asociación, y de día en día ha visto crecer la devoción a su patrona y afiliarse a ella gran numero de personas que ya con sus limosnas, ya con su piadoso y tierno afecto la han elevado a gran altura.


Se extingue la comunidad y colegio de la Encarnación, pero prosiguen sus devotos en el Real Convento de Agustinos, llamado también de la Encarnación. Se celebran novenas desde los años 1836 a 1837. Después decae la asociación, el numero de socios, los recursos y los pocos que quedan celebran la novena en el monasterio de Santa Ana.


En 1840 la asociación recobra vigor y vuelve a la iglesia de la Encarnación. No pudo inscribirse legalmente por las azarosas y pobres (económicamente) circunstancias que atravesaba. Por ello desde 1842 a 1844 la asociación se traslada al Real Convento de religiosos Agustinos de Santa Isabel y unida a la congregación de Nuestra Señora de la Consolación, legalmente constituida, celebra honores a Santa Rita. A partir de 1844 deciden fundar una Asociación bajo la protección de Santa Rita de Casia. Formularon Estatutos como base de las reglas que se venían siguiendo para el culto a su patrona. Las gestiones fueron un éxito y obtuvieron permisos civiles y eclesiásticos.


Se establece en 1854 en la Real Iglesia de Nuestra Señora de Loreto. Al aumentar la asociación, desean un lugar para celebrar las novenas y lo consiguen al trasladarse a Nuestra Señora del Carmen Calzado. En 1910 fue trasladada a la Real iglesia de concepcionistas Calatravas, donde ahora tiene su domicilio social. Al instalarse, no tienen imagen a quien venerar. Gracias a que un socio eclesiástico y ferviente protector de la Asociación encontró (¿dónde y cómo?) felizmente la imagen que hoy se venera. Las señoras hicieron donativos, vestidos de mucho gusto, aureola de plata, arco de flores, rosario, crucifijo y otros objetos. Desde entonces la Asociación cumple sus aspiraciones de dedicación a los pobres, aumentando la devoción a su patrona.

En 1865 la Presidencia de Honor corría a cargo de S. M. la Reina Doña Isabel II y de su marido S. M. el Rey consorte Don Francisco María de Asís de Borbón. Como socios protectores contábamos con Sus Altezas Reales, el Serenísimo. Príncipe de Asturias y sus Augustos Hermanos.

Como fundadores de la Asociación de Jóvenes de Santa Rita de Casia podemos citar entre otros a S. A. R. el Infante Don Francisco de Paula Antonio de Borbón, al Arzobispo de Burgos, al Obispo de Cádiz, a Don Antonio Posada Rubín de Celis, Patriarca que fue de las Indias.

Como socios y socias en 1865 se encontraban, entre otros, los Duques de Berwik y de Alba, Marqueses de Casa Pizarro, Duques de Sexto, etc.


Archivo documental

Síguenos en FB

Síguenos en Facebook